09_10_11-8

Yami Shibai T3 09, 10, 11




Capítulo 09 

Acá si algo da más miedo que la historia, es la animación. Esta vez nos traen la historia de un extraño mito urbano, sobre cuatro hombres que de la nada te piden que les des la mano.

Aquí una ayuda -suponemos que quizá lo usaron de referencia, el título es el mismo-:

“Nunca me había fijado particularmente en sus manos. Entonces las miré y me estremecí a pesar mío. Eran unos dedos gruesos, brutales, y como Felisa había dicho, extraordinariamente fuertes. No sabría explicarles la sensación de náuseas que me invadió. Con unas manos como aquéllas su padre debió estrangular a su madre.”
El cuarto hombre, Agatha Christie.

Capítulo 10 

Uno más, nos acercamos al final de la tercera temporada de Yami Shibai.

Y, oh, casualidad, otro capítulo más de cosas relacionadas a It, de Stephen King. La historia es otra bizarreada de los muchachos, pero disfruten del texto:

“El payaso sostenía en una mano un manojo de globos de colores, como tentadora fruta madura.
En la otra, el barquito de papel de George.
–¿Quieres tu barquito, Georgie?
–El payaso sonreía.
George también sonrió, sin poder evitarlo.
–Si, lo quiero.
El payaso se echó a reír.
–¡Así me gusta! ¿Y un globo? ¿Quieres un globo?
–Bueno… sí, por supuesto. -Alargó la mano pero de inmediato la retiró-.
No debo coger nada que me ofrezca un desconocido. Lo dice mi papá.
–Y tu papá tiene mucha razón -replicó el payaso sonriendo. George se preguntó cómo podía haber creído que sus ojos eran amarillos, si eran de un azul brillante como los de su mamá y de Bill-. Muchísima razón, ya lo creo. Por lo tanto, voy a presentarme. George, soy el señor Bob Gray, también conocido como Pennywise…”

Capítulo 11 

Eh, este trata sobre una chica y un reloj cucú. Ya saben, bizarro como en toda la temporada. Hay un libro de R. L. Stine que se llama Reloj Fatal, viene ideal para leerlo con este episodio. Bueno, de eso va. Un fragmento en inglés dice algo así:

Cuckoo! Cuckoo!
The bird flapped its yellow feathers. Its eerie, bright blue eyes glared at me. It squawked six times. Then it jumped back inside the clock. The little door slid shut.
“It’s not alive, Michael,” Dad said, laughing. “It sure is real-looking, though, isn’t it? Wow!”
“You birdbrain!” Tara teased. “You were scared! Scared of a cuckoo clock!” She reached out and pinched me.

Que disfruten los capítulos… si pueden. 

Atte. [MG] Virrey 

*La versión AVI ya está disponible.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *